Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Valoración

ORIGAMI

ORIGAMI
FIGURAS GATCHETS, CLIPART,

LIBROS

  • "LA NOVENA REVELACIÓN"
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Mi lista de blogs

CREATIVIDAD, PENSAMIENTO DIVERGENTE.

CREATIVIDAD, PENSAMIENTO DIVERGENTE.
ACCIONES, LECTURAS , TEXTOS, PALABRAS MANUALIDADES, ORIGAMI. CONSTRUCCIÓN Y CREACIÓN.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Etiquetas

sábado, 20 de marzo de 2010

EL PROBLEMA DEL GATO DE SCHRÖDINGER

Schrödinger y su gato [editar]

Erwin Schrödinger era un tipo con clase, además sabía física y hacia siempre los experimentos con su gato. Por definición denotaremos a este gato por: el gato de Schrödinger puediendose abreviar por gato siempre y cuando el contexto no cause ambigüedad y sepamos que nos estamos refiriendo al gato de Schrödinger. Como dios manda.

Como se ve, el gato desde siempre andaba colgao y traía al propio Schrödinger por la calle de la amargura. Para los que no conozcais las costumbres de Erwin os lo confirmo, el gato siempre se escapaba a esa calle, aún no se sabe el motivo y él siempre iba a buscarlo. Os lo podeis imaginar, una calle llena de garitos, antros y centros de perdición, pero con unas vistas buenísimas eso si.

El problema del gato [editar]

El gato, como ya hemos comentado era un colgao de la vida. Trasnochando, bebidas, gatas, perras, fumaba plantas distintas a la del tabaco, y que os voy a contar. Todo empezó por los amigotes, lo típico de no eres capaz, a que no lo haces, y esas cositas tan peligrosas.

Si es que da penita verlo. Con toda la vida por delante.

Pero a lo que hace referencia exactamente este famoso problema del gato de Schrödinger es que el gato mamón, se empeñaba a dormir dentro de una caja. Manías que pillaba con los ciegos.

Y ahí tenías al pobre Schrödinger con la preocupación que no lo dejaba dormir. Y os preguntareis por qué, la respuesta no puede ser más simple:

Uno no puede saber si el gato está vivo o muerto antes de abrir la caja.

Así que Schrödinger cada mañana pasaba un sofocón. Iba, abría la caja y comprobaba si su gato estaba vivo o muerto, porque había probabilidad de cualquier cosa, y claro hasta que no se abre la caja uno no sabe el resultado. Dentro el gato está en una superposición de posibilidades, y eso es un problema, porque antes de abrir la caja uno no puede saber el estado del gato y ha de suponer que está en una superposición de estados. Pero, y aquí está el puntazo, cuando uno abre la caja pppuuuuuffffffffff, de todas las posibilidades nos quedamos solo con una, que estó muerto o que esté vivo. Por eso a esto también se le llama el colapso de la función de onda, pero yo no le encuentro la relación.

Por lo visto en mecánica cuántica hay un problema parecido que por su similitud también le han puesto el Problema del Gato de Schrödinger.

Declaración [editar]

Durante la redacción de este artículo no se ha maltratado a ningún gato. Las colaboraciones de los mismos han sido libres y meditadas. Las fotos no son del verdadero gato de Schrödinger porque hay que preservar su identidad. Nuestro agradecimiento a los actores gatunos que han colaborado en este trabajo.

En la actualidad el gato de Schrödinger se encuentra rehabilitado totalmente, ahora da sesiones de apoyo a gatos con problemas. Y sí, ha dejado de dormir en la caja y ahora duerme a los pies de la cama, como debe de ser.

El gato en la ficción [editar]

Existe un proyecto para llevar una adaptación de la vida del susodicho al papel, concretamente el papel del cómic (bueno, mas que el papel, la pantalla del ordenador, porque a ver quien es el listo que lo publica). El capítulo 0 (cero), a modo introductorio, ya ha sido dibujado por un par de frikis que parece que no tenían nada mejor que hacer. Asimismo, la continuación está en producción, pero al ser amateur no hay certeza de ningun tipo sobre su próxima publicación. Lo que si se sabe, es que promete violencia, palabrotas y tías buenas.


1 comentario:

Fey dijo...

Existe un proyecto para llevar una adaptación de la vida del susodicho al papel, concretamente el papel del cómic (bueno, mas que el papel, la pantalla del ordenador, porque a ver quien es el listo que lo publica). El capítulo 0 (cero), a modo introductorio, ya ha sido dibujado por un par de frikis que parece que no tenían nada mejor que hacer. Asimismo, la continuación está en producción, pero al ser amateur no hay certeza de ningun tipo sobre su próxima publicación. Lo que si se sabe, es que promete violencia, palabrotas y tías buenas.